miércoles, 30 de noviembre de 2016

El beso del infierno (Reseña)

    Título: El beso del infierno

    Título original: White hot kiss

    Saga: The dark elements (1/3)

    Autora: Jennifer L. Armentrout

    Editorial: Plataforma Neo

    Nº Páginas: 408

    Precio: 17,90 €





Layla, de diecisiete años, solo quiere ser normal. Pero con un beso que mata a cualquiera que tenga alma, ella es cualquier cosa menos normal. Mitad demonio, mitad gárgola, Layla tiene habilidades que nadie más posee.
Criada entre los Guardianes –una raza de gárgolas que tiene la misión de cazar demonios y mantener a la humanidad a salvo–, Layla intenta encontrar su lugar, pero eso significa esconder su lado oscuro de aquellos que más ama. Especialmente del atractivo Zayne, un Guardián de quien ha estado enamorada desde siempre.
Cuando menos se lo espera, Layla conoce a Roth, un demonio sexy y tatuado que dice saber todos sus secretos. Layla es consciente de que debería permanecer lejos de ese chico, pero hay algo que se lo impide… especialmente cuando se percata de que con él sus besos no son mortales, ya que Roth no tiene alma.






Layla nunca ha sido una chica normal, empezando porque ha sido criada y vive en una especie de residencia para guardianes, seres celestiales que se convierten en gárgolas y que se dedican a mantener el orden en el mundo humano, luchando contra los demonios que vienen a la superficie para desatar el caos.
Pero aunque Layla viva con ellos, nunca ha sido una guardiana completa, pues su sangre es mitad guardiana mitad demonio. Eso ha hecho que se sienta siempre excluida de su grupo y que no llegue a encontrar su sitio, pues hay mucho recelo entre los suyos y mucha gente que la considera un demonio al que habría que eliminar. Por suerte el líder de los guardianes la ha criado desde pequeña como a una hija y la protege en todo lo que puede, además que tiene a Zayne, el hijo del líder y al que considera mucho más que un hermano.

Jennifer L. Armentrout

Por otro lado y por mucho que quiera evitarlo, su parte de demonio vive con ella y no le hace la vida nada fácil, pues la hace sentirse tentada y hambrienta de almas, sobretodo de aquellas que se encuentran en los extremos, las que son puras y limpias como las de los mismos guardianes, y las que están manchadas y sucias por el pecado. Y esto la hace sentirse muy atormentada, pues tiene que estar evitando continuamente sus ansias de probar las almas, ya que podría matar a quien lo hiciera.

Por suerte hay algo que le permite sentirse útil entre los guardianes y que la hace olvidar las ansias de su parte demoníaca, y es el don que tiene para localizar y marcar demonios, pues con solo rozarlos deja una huella impregnada en su piel que los hace completamente visibles para los guardianes. Y así de esta forma, los guardianes pueden neutralizarlos fácilmente una vez que llega la noche sin que los demonios sepan en ningún momento que han sido marcados por una guardiana.

Aunque algo raro está pasando desde que Layla ha cumplido los diecisite años y es que cada vez hay más demonios de alto rango en la superficie y no solo eso, sino que parece que van detrás de ella por alguna extraña razón. Además, acaba de conocer a uno de ellos, Roth, un demonio superior egocéntrico y chulo con el que no deja de toparse y del que no sabe cuales son sus intenciones, pues parece que no quiere matarla y que dice estar protegiendola. Lo único que sabe seguro es que cuando está con él, al no tener alma, se siente relajada y no tiene esa necesidad de imperiosa de devorarla.

Como he podido comprobar, Jennifer L. Armentrout nos ha vuelto a traer otra historia cargada de fantasía, con una trama ficticia muy bien elaborada pero a la vez muy simple, que destaca por ese punto picante que le gusta dar a sus personajes y que los hace mucho más reales y terrenales, aunque no nos encontremos con personajes precisamente terrenales, sino más bien "infernales y celestiales", por llamarlos de alguna manera. Pero lo que sí está claro es que en ese sentido la autora lo hace de maravilla, pues consigue meternos de lleno en la historia haciendonos olvidar por completo que estamos en un mundo regido por gárgolas que luchan contra demonios.

En cuanto a los personajes de la historia, Layla no ha sido precisamente una protagonista que me haya entusiasmado demasiado, pues creo que en muchas ocasiones actúa más llevada por el deseo que con la cabeza. Además que le ha faltado un poco más de astucia y picardía, pues aunque tenía las cosas delante suya, no se enteraba de la misa la mitad. Por otro lado, los personajes masculinos, Roth y Zayne, tampoco han sido santo de mi devoción, aunque sí es cierto que Roth me ha parecido divertido en algunas ocasiones y que le da ese punto de vidilla a la historia.

En general, creo que es una historia muy entretenida de esas que te enganchan desde el minuto uno y que tanto si te gusta el romance como el género fantástico, te va a gustar si lo lees. Tampoco espéreis encontrar una historia muy compleja, con una trama enrevesada y giros argumentales que te dejen con la boca abierta, pues este no es el libro. En definitiva, aunque no sea el libro del año, lo tengo que recomendar porque engancha bastante, se lee rapidísimo y además habla de la lucha entre gárgolas y demonios, y eso es algo que a mi me fascina. Y también porque me ha dejado con muchas ganas de más, de conocer mejor el infierno y de descubrir cuales son los poderes y los límites de la protagonista, de los que solo hemos descubierto una pequeña pincelada.



Amor: ****
Misterio: ***
Agilidad: ****
Acción: ***
Trama: ***



Nos leemos.

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Serafina y la capa negra (Reseña)

    Título: Serafina y la capa negra

    Título original: Serafina and the black cloak

    Saga: Serafina y la capa negra (1/2)

    Autor: Robert Beatty

    Editorial: Alfaguara

    Nº Páginas: 352

    Precio: 15,95 €



Serafina nunca ha tenido motivos para desobedecer a su padre y aventurarse más allá de los confines de la mansión donde se esconden. Hay mucho que explorar en sus sombríos pasillos, pero tiene que tener cuidado de que sus habitantes no la vean.

Pero cuando empiezan a desaparecer niños, solo ella sabe quién es el culpable: un terrorífico desconocido envuelto en una capa negra que recorre la mansión al caer la noche.
La búsqueda de la verdad la llevará junto a sus nuevos amigos al corazón del bosque, donde deberá encontrar las respuestas a su propio enigma: ¿Quién es Serafina?






Serafina nunca ha sido una niña normal y corriente, es más, todo en su vida es bastante diferente a la de los demás. Vive con su padre en el sótano de una gran mansión, la casa Biltmore, regentada por una familia de ricos, en la que se hospedan todo tipo de personalidades de clase alta para pasar sus vacaciones o para disfrutar de la montaña y el aire libre.

Su padre es el mecánico de la mansión y se encarga de mantener en funcionamiento la calefacción, los ascensores, los montaplos e incluso la dinamo que abastace de luz a toda la mansión, un invento muy exclusivo para la época sabiendo que nos encontramos alerededor de 1900. Pero ambos no tienen dinero ni una casa en la que vivir, y es por eso que cada noche cuando se acaba el trabajo, se esconde y baja al sótano donde se encuentra su hija, una completa desconocida para todo el mundo, pues nadie sabe de su existencia ni mucho menos que vive con el mecánico en los bajos del edificio.

Robert Beatty

Por eso nuestra protagonista siempre se ha sentido bastante sola y le encantaría algún día poder pasear con libertad, sin temor a que la descubran y mucho más importante que eso, llegar a tener amigos, tal y como ha leído en las novelas que le baja su padre a escondidas de la biblioteca. Aunque no tiene muy claro por qué viven así, ya que su padre elude sus preguntas y se pone muy triste cuando le pregunta, intenta no pensarlo y disfrutar al máximo de sus escapadas nocturnas y sus paseos por los rincones más oscuros y recónditos del edificio.

Pero en la casa Biltmore algo raro está ocurriendo, y es que están empezando a desaparecer niños. Por desgracia Serafina es la única que sabe qué está pasando, y es que un terrible hombre con capa negra se dedica a raptarlos con algún tipo de magia por las noches, aprovechando que la dinamo que abastece de luz la mansión está estropeada, pudiendo vagar a sus anchas por todo el edificio. Lo peor de todo es que su padre no la cree y ni ella misma tiene muy claro si el hombre al que ha visto raptando a una niña es una persona de carne y hueso o es un fantasma.

Esta es una historia de esas que empiezas y no sabes con qué te vas a encontrar ya que todo lo que rodea a la trama es un misterio, quién es Serafina y de dónde viene, qué ocurre en el bosque que rodea la mansión, qué secretos esconde su padre, quién esta secuestrando niños... Como veis, nos encontramos ante una novela middle grade de lo más misteriosa y enigmática, pues desde el minuto uno que empiezas a leer, se abren miles incógnitas que solo puedes ir descubriendo conforme va avanzando la novela. Por lo que ya os digo que es una lectura muy ligera y bastante entretenida.

Por otro lado, la novela no me ha llegado a entusiasmar demasiado, ya que en algunos aspectos es demasiado infantil y no he conseguido llegar a conectar del todo con los personajes. Además, aunque el misterio hacia que no quisiera parar de leer, a la hora de la verdad muchas de las cosas que se iban descubriendo no me llegaron a convencer del todo. Y eso sumado al hecho de que es una historia de por sí un poco extraña, ha hecho que no me haya llegado tanto como podría.

En general, creo que es una historia que a los más jóvenes les va a gustar porque está repleta de misterios e intriga y se lee muy deprisa, además del hecho de que enseña muchos valores sobre la importancia de la familia y los amigos. Pero que más allá de eso, es una historia que no me ha gustado en exceso y que no os voy a recomendar, a menos que os apetezca algo ligero y sin muchas pretensiones, entonces es vuestro libro.


Amor: ***
Misterio: ****
Agilidad: ****
Acción: **
Trama: ***


Nos leemos

miércoles, 26 de octubre de 2016

Una corte de rosas y espinas (Reseña)

    Título: Una corte de rosas y espinas

    Título original: A court of thorns and roses

    Saga: Una corte de rosas y espinas (1/3)

    Autora: Sarah J. Maas

    Editorial: CrossBooks

    Nº Páginas: 456

    Precio: 16,95 €




Feyre, una cazadora de diecinueve años, mata a un lobo en el bosque. Como consecuencia, una criatura monstruosa llega buscando venganza y la arrastra a una tierra encantada que solo conoce a través de las leyendas. Allí descubre que su captor no es un animal, sino Tamlin, uno de los letales fae.

En su cautiverio, se dará cuenta de que lo que siente por él pasa de la fría hostilidad a una pasión que arderá a pesar de las advertencias que ha recibido. Pero una antigua y siniestra sombra crece en esta tierra extraña, y Feyre deberá encontrar una forma de detenerla o Tamlin y su mundo estarán condenados para siempre.







La familia de Feyre no está pasando una buena racha desde que su madre murió y su padre perdió todo lo que tenían en unos negocios que no llegaron a buen puerto. Por eso ahora tanto ella como su padre y sus dos hermanas viven en una pequeña choza en el bosque, donde sobreviven exclusivamente gracias a su gran empeño, pues ninguno ha sabido afrontar su nueva situación y se dedican a esperar que la comida venga sola. Por suerte para ellos, Feyre ha aprendido a cazar para alimentar a su familia y sacarlos adelante, así como comerciar con pieles y carnes para conseguir algo de dinero con el que subsistir.

Sarah J. Maas

Pero el problema llega con el invierno, cuando los animales hibernan o se esconden ya no hay alimento que cazar y por tanto nada que llevarse a la boca. Por eso cuando Feyre se encuentra un día con un pequeño ciervo bebiendo en un arroyo y a un gran lobo acechandole apunto de deborarlo, decide acabar con el lobo para hacerse con el ciervo y para asegurarse de no cometer un paso en falso y que el lobo acabara cazandola a ella también. Aunque por su forma y tamaño, todo apunta a que es una de las criaturas inmortales que de vez en cuando cruzan el muro y acaban en territorio mortal.

Y es que nos encontramos en una tierra dividida en la que, por un lado está el territorio de los humanos y por otro, el reino Fae, el de los inmortales, ambos separados por un muro que los divide e impide que sus miembros pueden entremezclarse con total libertad, pues esto sería demasiado peligroso para los mortales. Dentro de ese territorio inmortal se haya Prythian, un reino dividido en siete cortes tan distintas como el día y la noche, y que están cada una bajo el mando de un alto lord que se encarga de regir su corte y de mantener buenas relaciones políticas con las demás por el bien del reino.

Dentro de ese mundo inmortal con sus propias leyes y sus normas, totalmente desconocidas por los humanos, Feyre acaba de romper sin saberlo una de las más importantes, matar a un inmortal a sangre fría sin que este la hubiera atacado antes. Pero ella jamás podría haber sabido que ese animal era en realidad era un alto fae y mucho menos que estaba rompiendo una norma que la llevaría a la completa perdición. Por eso cuando un día aparece una bestia salvaje en su choza reclamando venganza por la muerte de su amigo, no tiene más remedio que aceptar su destino y acompañar al monstruo a su reino, donde no tiene ni idea de cuál será su futuro.

Para empezar, quiero decir que empecé este libro sabiendo ya desde un principio que me iba a gustar, por varias razones que os voy a contar ahora. La primera, porque conozco a la autora de su otra saga de libros y sé que tiene un estilo y una forma de escribir que me encantan y que te enganchan como muy pocos lo hacen. La segunda, porque es el tipo de historias que me gustan y tiene una sinopsis que me llamaba mucho la atención. Y la última y definitiva, por toda la cantidad de reseñas que había leído sobre este libro y que decían que es una maravilla y que no había que perder la oportunidad de leerlo.

Y como iba diciendo, así ha sido. Me he encontrado con un libro muy bien escrito, con un estilo sencillo y una historia que te engancha desde el minuto uno y que no se anda con rodeos. Un libro de fantasía épica donde, como viene siendo habitual, encontramos mucha magia, seres oscuros, luchas por el poder, guerras milenarias, y todo contado desde la perspectiva de una chica que solo conoce pinceladas de este mundo y que vamos descubriendo poco a poco a medida que lo va haciendo ella. Y eso es algo que me ha gustado mucho, pues el libro va desvelando las cosas en su justa medida para mantenerte con la intriga pero al mismo tiempo no se hacerlo pesado.

En cuanto a la protagonista, estamos ante una chica de lo más normal pero que ha tenido que ir haciendose fuerte a base de palos. Un personaje muy real, que se asusta y teme lo desconocido, que le entra el tembleque cuando ve una bestia horrible, pero que al mismo tiempo pone sus valores y sus convicciones por delante de todo y eso hace que pueda enfrentarse a cualquier cosa, aunque en realidad tenga ganas de salir corriendo. Por ello Feyre me ha parecido un gran personaje, y estoy deseando verla crecer y evolucionar aún más en los siguientes libros, porque estoy seguro que tiene mucho más que dar.

En definitiva, esta novela me ha parecido mágica desde la primera página, un retelling de la bellia y la bestia que ha ido mucho más allá, dejando completamente de lado la historia que conocemos. Que cuenta además con grandes personajes que nos dan todo de sí, desde lo más oscuro hasta su cara más amable, y que está repleto de secretos, de acción y de romance. Además tiene un final que me ha sorprendido por ser bastante cerrado, ya que la trama inicial del libro queda completamente cerrada y eso ha hecho que gane aún más puntos. Así que imagino que para los siguientes iremos descubriendo mejor Prythian y sus cortes, y toda la trama que rodea la alta sociedad fae, que es algo que me apetece mucho. Para terminar deriros que si os gusta este género, tenéis que haceros con él ya mismo y empezar a leerlo.



Amor: ****
Misterio: ****
Agilidad: ****
Acción: ***
Trama: ****




Nos leemos.