miércoles, 14 de septiembre de 2016

El dios asesinado en el servicio de caballeros (Reseña)

    Título: El dios asesinado en el servicio de caballeros

    Título original: El dios asesinado en el servicio de caballeros

    Saga: Detective Parabellum (1/?)

    Autor: Sergio S. Morán

    Editorial: Fantascy

    Nº Páginas: 334

    Precio: 14,90 €




Verónica, alias Parabellum, es detective paranormal y debe enfrentarse a todo tipo de criaturas en su trabajo. Pero detener una guerra entre dioses griegos y nórdicos puede ser demasiado incluso para ella. Verónica Guerra, alias Parabellum, se acaba de encontrar el cadáver de un dios griego en el maletero del coche y no recuerda qué hace ahí. Pero Verónica es detective paranormal y eso no es lo más raro que ha visto.

Todo apunta a que ha sido apuñalado en un caso más de peleas de bandas entre panteones mitológicos y mucha gente parece interesada en que no lo remueva más de lo necesario. A Verónica le gusta su trabajo y un misterio así puede ser difícil de ignorar; aunque quizá no tanto cuando hay facturas que pagar y otros casos que resolver.







Verónica lleva muchos años siendo una de las pocas detectives paranormales que hay, por no decir que puede que sea la única. Es una chica muy astuta y decidida que conoce bastante bien el mundo sobrenatural que se enconde entre los humanos y por eso se dedica a resolver muchos de sus problemas, ya que estos no tienen más alternativa que acudir a ella en asuntos relacionados con dioses, vampiros, elfos o fantasmas, entre muchos otros.

Sergio S. Morán

El problema es que parece que últimamente la cosa está muy relajada en el mundo sobrenatural y eso significa que la cuenta corriente de la detective Parabellum no anda demasiado bien de liquidez. Es verano y todo está en calma aunque no por mucho tiempo. Lo que sí es cierto es que por mucho que la conozcan por Barcelona, parece que aún no se ha ganado la fama y el reconocimiento que a ella le gustaría pese a que ha tenido que poner en muchas ocasiones en riesgo su vida por un trabajo de mala muerte que además estaba mal pagado.

Pero parece que se le abre un nuevo caso en el momento en que su amigo le cuenta que hay un dios griego asesinado en los baños de su bar y que debe llevarselo inmediatamente antes de que se entere alguien y se forme un buen lío, pues como todo el mundo sabe, un dios no debería estar muerto, por todo el rollo ese de la inmortalidad, claro. Además esto ha llegado en uno de los peores momentos, pues tiene toda la pinta de haber sido obra de algún dios nórdico, ya que estos y los griegos llevan muchos años enfrentados y puede que sea la excusa perfecta para abrir una guerra que podría destruir el mundo.

Aunque en realidad nadie la haya contratado para investigar qué ha ocurrido y que está pasando en el mundo de las divinidades, Verónica siente demasiada curiosidad como para dejarlo de lado, así que decide hacer algunas averiguaciones por su cuenta aunque tenga que verselas con gorgonas, valquirias, centauros y algún que otro ser más. Pero parece que es cierto que algo se cuece en el submundo y que ella va a tener que intervenir para solucionarlo, por mucho que nadie quiera que meta las narices en sus asuntos. Por otro lado, este no es el único caso en el que se ha visto implicada, ya que también ha sido contratada por un famoso presentador al que le han entrado a robar a casa y que quiere averiguar qué han estado buscando para no haberse llevado nada.

La verdad es que no tenía mucha idea de qué esperarme de este libro antes de leerlo, pero después de ver el título y la sinopsis me picó la curiosidad, pues tenía toda la pinta de ser una de esas historias que tanto me gustan. Y tengo que decir que así ha sido y que me alegro mucho de haberlo leído pues me he encontrado con una novela de las que me gustan a mí, con una gran mezcla de géneros, el policiaco con la fantasía pura y dura en la que aparecen todo tipo de seres sobrenaturales, y en la que los mitos y las leyendas se convierten en algo bastante rutinario.

En mi humilde opinión, me ha recordado un poco a los libros de True Blood, ya que nos encontramos con un submundo de seres sobrenaturales que viven entre nosotros y que tienen sus propias normas dependiendo de su raza, y que además cuenta con una especie de caso que se va descubriendo y resolviendo poco a poco a lo largo de la historia. He de decir que me ha encantado ese ambiente de oscuridad y poder, pues aunque parezca mentira nuestra protagonista, pese a ser humana, sabe defenderse y enfrentarse a todo tipo de criaturas, aunque en oacsiones lo haga bastante acojonada por miedo a perder su propio pescuezo.

Y es que la protagonista es uno de los puntos fuertes de esta historia, porque es luchadora y guerrera, pero también es torpe y se equivoca, y eso hace que empatices mucho con ella y que se convierta en un gran personaje. Además, el punto de humor que tiene es de lo mejor, ya que cuando se encuentra en la peor situación, saca a relucir su vena irónica y te deja con la boca abierta. Por otro lado, no hay que olvidarse de la trama de la novela, que me ha dejado con la boca abierta, pues me encanta leer cualquier historia que incluya mitología y este libro lo hace de una forma magistral, con una buena base y con una trama que me ha parecido de lo más curiosa.

En definitiva, nos encontramos con una novela llena de humor, de misterio, de seres sobrenaturales y que se lee en apenas unas horas. Este autor parece que llega pisando fuerte en el mundo de la fantasía y con este libro a mi ya me ha ganado por completo, así que espero que no tarde en volver a sacar algo más de la detective Parabellum, porque me he quedado con la (hidro)miel en los labios y con muchas ganas de volver a leer algo más sobre el mundo de Verónica.



Amor: ***
Misterio: *****
Agilidad: *****
Acción: ****
Trama: ****



Nos leemos.

lunes, 5 de septiembre de 2016

Un monstruo viene a verme (Reseña)

    Título: Un monstruo viene a verme

    Título original: A monster calls

    Saga: No

    Autor: Patrick Ness

    Editorial: Nube de tinta

    Nº Páginas: 208

    Precio: 14,95 €




Siete minutos después de la medianoche, Conor despierta y se encuentra un monstruo en la ventana. Pero no es el monstruo que él esperaba, el de la pesadilla que tiene casi todas las noches desde que su madre empezó el arduo e incansable tratamiento. No, este monstruo es algo diferente, antiguo... Y quiere lo más peligroso de todo: la verdad.






La vida de Conor no está resultando nada fácil, su madre tiene cáncer y últimamente no puede hacer grandes esfuerzos, pues la quimio la deja completamente destrozada. Por eso Conor intenta hacer todo lo posible por ser independiente con sus cosas y ayudar a su madre en todo lo que puede para que así pueda recuperarse sin problemas. Por otro lado, en el instituto la cosa no mejora, pues no tiene amigos y además hay tres niños que se dedican a acosarlo diariamente metiendose con él y pegándole cuando nadie puede verlos.

Patrick Ness

El mayor problema es que Conor es un niño muy introvertido y no le gusta expresar sus sentimientos. Por eso prefiere esconder su acoso diario a los profesores y hacer como si no pasara nada, al igual que en casa prefiere mirar para otro lado como si su madre no estuviera enferma y necesitara la ayuda de alguien más en casa con ellos. Además cada noche sufre la misma pesadilla que no deja de atormentarlo y que lo despierta gritando y aterrado.

Pero una noche algo distinto lo despierta, el tejo que Conor ve siempre por su ventana, comienza a levantarse del suelo y se convierte en un monstruo grande y terrorífico. Y aunque el monstruo parece que intenta asustarlo con su carácter y su ferocidad, este no le tiene miedo e intenta pasar de él aunque no le resulte nada fácil. Así que decide escuchar al tejo y este le dice que va a contarle tres historias y que después de contárselas será Conor el que tenga que contarle la cuarta. Y así es como empieza la extraña relación entre ellos, que se encuentran siempre siete minutos después de la medianoche.

Como veis, nos encontramos ante una historia muy cortita pero al mismo tiempo muy intensa. La vida de nuestro protagonista no resulta nada fácil y eso que aún es solo un niño, por eso por mucho que quiere ser fuerte y pensar que todo está bien, todo le está desbordando y está haciendo que tenga que cargar con muchos más problemas de los que tendría que hacer un niño. Y eso es algo que el autor ha sabido retratar muy bien, pues ha creado un personaje que es completamente real y que se comporta como un niño pero que también sabe llevar para alante muchas cosas como si fuera un adulto, aunque luego le sobrepasen.

El libro tiene una mezcla entre realismo y fantasía, pues no se ve muy clara la línea que los separa y deja a interpretación del lector todo lo que está pasando. Eso es algo que me ha gustado bastante pues creo que he entendido la finalidad del autor aunque no la deje clara y no esté completamente seguro. Además me he quedado fascinado con las historias que le cuenta el monstruo al protagonista pues te muestran la lección de que nunca nada es lo que parece y es muy importante como se cuentan las cosas para saber cuál es la realidad de los hechos. Por eso las tuve que leer un par de veces con la boca abierta diciendo "es verdad, es verdad".

Resumiendo, había oído muy buenas críticas de este libro y después de haberlo leído tengo que decir que estoy completamente de acuerdo con ellas. Es una historia muy triste y muy bonita, que en muy pocas páginas consigue meterte de lleno en ella y que te atrapa hasta el final, provocandote una gran mezcla de sentimientos. Es un libro que recomiendo mucho su lectura porque creo que te enseña muchas cosas y porque tiene una magia que no puedes encontrar fácilmente en un libro.



Amor: ****
Misterio: ****
Agilidad: ****
Acción: -
Trama: ***



Nos leemos.

jueves, 11 de agosto de 2016

El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares (Reseña)

    Título: El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares

    Título original: Miss Peregrine´s home for peculiar children

    Saga: El hogar de Miss Peregrine (1/3)

    Autor: Ransom Riggs

    Editorial: Cross Books

    Nº Páginas: 416

    Precio: 14,95 €




El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares es una enigmática historia sobre niños extraordinarios y monstruos oscuros; una fantasía escalofriante ilustrada con inquietantes fotografías vintage que deleitará a jóvenes y adultos. De niño, Jacob creó un vinculo muy especial con su abuelo, que le contaba extrañas historias y le enseñaba fotografías de niñas levitando y niños invisibles. Ahora, siguiendo la pista de una misteriosa carta, emprende un viaje hacia la isla remota de Gales en la que su abuelo se crió. Allí, encuentra vivos a los niños y niñas de las fotografías aunque los lugareños afirmen que murieron hace muchos años.






Jacob siempre ha creído las historias fantásticas que le contaba su abuelo, que decía vivir en una casa para niños refugiados en una pequeña isla, perdida en un pantano, en la que niños con dones extraños vivían bajo la protección de una dama que se encargaba de cuidarlos y darles cobijo. Su abuelo también le ha contado siempre que en esa época huía de monstruos extraños a los que tenía que dar caza para proteger a sus amigos y que finalmente, en plena guerra contra esos monstruos, tuvo que abandonarlos.

Ransom Riggs

Pero conforme Jacob se ha ido haciendo mayor, ha ido madurando y se ha dado cuenta de que la fantasía de su abuelo es inmensa y que no debe creer todo lo que le dice, pues ha sufrido mucho por la guerra y por eso tiene demasiados pájaros en la cabeza. Además todas las fotografías que le ha enseñado junto con sus historias de los niños con los que vivía parecen estar fatalmente trucadas y cada vez cobran menos sentido conforme este va madurando y se va dando cuenta de que la vida real va mucho más allá de la imaginación de su abuelo.

El punto de inflexión y el comienzo del misterio llega con la muerte de su abuelo, al ser Jacob el que se lo encuentra tirado en mitad del bosque con marcas de lo que parece ser alguna clase de lobo o perro muy grande. Pero eso no queda ahí ya que él mismo ve entre las sombras a una especie de bestia acechando en la oscuridad, que lo deja completamente paralizado ya que no parece ser nada de este mundo. Y para más inri, resulta ser el único que ha visto a la bestia, pues su amigo, con el que se encontraba cuando la vio dijo no haber visto nada extraño por alrededor. Además su abuelo decide darle un recado en su último aliento en forma de una extraña frase que no llega a comprender y que le deja trastocado.

Es entonces cuando comienzan las pesadillas y el infierno de nuestro protagonista, pues parece ser que nadie cree en lo que dice haber visto y pasa a convertirse en un chaval inseguro e inquieto que no puede volver a su vida normal y que vive obsesionado con su abuelo y el mundo que le rodea. Por eso cuando encuentra una antigua carta dirigida a este de una tal Miss Peregrine, decide ponerse a investigar para averiguar algo más de ella y de la misteriosa isla en la que vivía cuando era pequeño. Y es así como convence a su padre de que viajen a ese misterioso lugar para descubrir qué ocurrió con aquellos niños y echar algo de luz a todo el misterio.

La verdad es que llevaba muchos años queriendo leer este libro, pues había oído hablar maravillas de él y de lo peculiar y distinta que es esta historia, y la verdad es que estoy completamente de acuerdo con todo lo que había escuchado. Sin dudarlo nos encontramos ante un libro de misterio y fantasía en la que la primera mitad de la novela predomina sobretodo la intriga, pues no sabes en realidad qué está ocurriendo, qué es verdad y qué es mentira. En cuanto a la segunda parte, encontramos un poco de todo, aventuras y mucha fantasía con sus buenas dosis de misterio, pues la isla donde vivía el abuelo del protagonista parece esconder todo tipo de secretos.

Además el libro tiene un cierto toque macabro en las historias de los niños que me ha parecido sencillamente fantástico, pues además de contarnos sus peculiaridades también cuenta con antiguas fotografías en blanco y negro que los retratan a la perfección, y que transmiten un cierto aire tétrico y a la vez melancólico. Tengo que decir que esto ha sido todo un acierto pues ha hecho que me metiera de lleno en la historia y que además me encontrara con algo distinto, que cada vez es más difícil de encontrar.

En cuanto a los personajes, la mayoría de ellos son niños por lo que nos encontramos con una historia que podría encontrarse en el rango más infantil de la literatura juvenil, pero que no se queda ahí pues Jacob demuestra que pese a ser tan joven es un niño que ha sufrido mucho y que sabe enfrentarse a los problemas que se le vienen encima con mucha madurez. Eso sumado al hecho de ese puntillo oscuro que tiene la historia hace que lo posicione en un público un poco más adulto, pues creo que es ese público quien más va a saber valorar la novela.

En definitiva, nos encontramos con un comienzo de trilogía bastante interesante y muy peculiar, con una historia que me ha enganchado por lo diferente que es y por el misterio que la rodea. Solo espero que después de haber descubierto todo el pastel y de encontrarme de lleno casi al final con toda la trama real de la novela, el autor consiga sorprenderme en los siguientes libros con algo nuevo que me vuelva a dejar con buen sabor de boca, pues ahora mismo lo tiene bastante difícil. Pese a tener un final abierto que nos deja esperando a los siguientes libros, es un libro que recomiendo bastante a los que le gusten este tipo de historias.


Amor: ***
Misterio: ****
Agilidad: ****
Acción: ***
Trama: ****




Nos leemos.