miércoles, 14 de septiembre de 2016

El dios asesinado en el servicio de caballeros (Reseña)

    Título: El dios asesinado en el servicio de caballeros

    Título original: El dios asesinado en el servicio de caballeros

    Saga: Detective Parabellum (1/?)

    Autor: Sergio S. Morán

    Editorial: Fantascy

    Nº Páginas: 334

    Precio: 14,90 €




Verónica, alias Parabellum, es detective paranormal y debe enfrentarse a todo tipo de criaturas en su trabajo. Pero detener una guerra entre dioses griegos y nórdicos puede ser demasiado incluso para ella. Verónica Guerra, alias Parabellum, se acaba de encontrar el cadáver de un dios griego en el maletero del coche y no recuerda qué hace ahí. Pero Verónica es detective paranormal y eso no es lo más raro que ha visto.

Todo apunta a que ha sido apuñalado en un caso más de peleas de bandas entre panteones mitológicos y mucha gente parece interesada en que no lo remueva más de lo necesario. A Verónica le gusta su trabajo y un misterio así puede ser difícil de ignorar; aunque quizá no tanto cuando hay facturas que pagar y otros casos que resolver.







Verónica lleva muchos años siendo una de las pocas detectives paranormales que hay, por no decir que puede que sea la única. Es una chica muy astuta y decidida que conoce bastante bien el mundo sobrenatural que se enconde entre los humanos y por eso se dedica a resolver muchos de sus problemas, ya que estos no tienen más alternativa que acudir a ella en asuntos relacionados con dioses, vampiros, elfos o fantasmas, entre muchos otros.

Sergio S. Morán

El problema es que parece que últimamente la cosa está muy relajada en el mundo sobrenatural y eso significa que la cuenta corriente de la detective Parabellum no anda demasiado bien de liquidez. Es verano y todo está en calma aunque no por mucho tiempo. Lo que sí es cierto es que por mucho que la conozcan por Barcelona, parece que aún no se ha ganado la fama y el reconocimiento que a ella le gustaría pese a que ha tenido que poner en muchas ocasiones en riesgo su vida por un trabajo de mala muerte que además estaba mal pagado.

Pero parece que se le abre un nuevo caso en el momento en que su amigo le cuenta que hay un dios griego asesinado en los baños de su bar y que debe llevarselo inmediatamente antes de que se entere alguien y se forme un buen lío, pues como todo el mundo sabe, un dios no debería estar muerto, por todo el rollo ese de la inmortalidad, claro. Además esto ha llegado en uno de los peores momentos, pues tiene toda la pinta de haber sido obra de algún dios nórdico, ya que estos y los griegos llevan muchos años enfrentados y puede que sea la excusa perfecta para abrir una guerra que podría destruir el mundo.

Aunque en realidad nadie la haya contratado para investigar qué ha ocurrido y que está pasando en el mundo de las divinidades, Verónica siente demasiada curiosidad como para dejarlo de lado, así que decide hacer algunas averiguaciones por su cuenta aunque tenga que verselas con gorgonas, valquirias, centauros y algún que otro ser más. Pero parece que es cierto que algo se cuece en el submundo y que ella va a tener que intervenir para solucionarlo, por mucho que nadie quiera que meta las narices en sus asuntos. Por otro lado, este no es el único caso en el que se ha visto implicada, ya que también ha sido contratada por un famoso presentador al que le han entrado a robar a casa y que quiere averiguar qué han estado buscando para no haberse llevado nada.

La verdad es que no tenía mucha idea de qué esperarme de este libro antes de leerlo, pero después de ver el título y la sinopsis me picó la curiosidad, pues tenía toda la pinta de ser una de esas historias que tanto me gustan. Y tengo que decir que así ha sido y que me alegro mucho de haberlo leído pues me he encontrado con una novela de las que me gustan a mí, con una gran mezcla de géneros, el policiaco con la fantasía pura y dura en la que aparecen todo tipo de seres sobrenaturales, y en la que los mitos y las leyendas se convierten en algo bastante rutinario.

En mi humilde opinión, me ha recordado un poco a los libros de True Blood, ya que nos encontramos con un submundo de seres sobrenaturales que viven entre nosotros y que tienen sus propias normas dependiendo de su raza, y que además cuenta con una especie de caso que se va descubriendo y resolviendo poco a poco a lo largo de la historia. He de decir que me ha encantado ese ambiente de oscuridad y poder, pues aunque parezca mentira nuestra protagonista, pese a ser humana, sabe defenderse y enfrentarse a todo tipo de criaturas, aunque en oacsiones lo haga bastante acojonada por miedo a perder su propio pescuezo.

Y es que la protagonista es uno de los puntos fuertes de esta historia, porque es luchadora y guerrera, pero también es torpe y se equivoca, y eso hace que empatices mucho con ella y que se convierta en un gran personaje. Además, el punto de humor que tiene es de lo mejor, ya que cuando se encuentra en la peor situación, saca a relucir su vena irónica y te deja con la boca abierta. Por otro lado, no hay que olvidarse de la trama de la novela, que me ha dejado con la boca abierta, pues me encanta leer cualquier historia que incluya mitología y este libro lo hace de una forma magistral, con una buena base y con una trama que me ha parecido de lo más curiosa.

En definitiva, nos encontramos con una novela llena de humor, de misterio, de seres sobrenaturales y que se lee en apenas unas horas. Este autor parece que llega pisando fuerte en el mundo de la fantasía y con este libro a mi ya me ha ganado por completo, así que espero que no tarde en volver a sacar algo más de la detective Parabellum, porque me he quedado con la (hidro)miel en los labios y con muchas ganas de volver a leer algo más sobre el mundo de Verónica.



Amor: ***
Misterio: *****
Agilidad: *****
Acción: ****
Trama: ****



Nos leemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada